Bienvenido a BevyBar

¿Sos mayor de edad?

No

Al confirmar ser mayor de edad manifiesta su conformidad con los términos de confidencialidad y el uso de cookies de este sitio web. Para más información, lea nuestra política de privacidad.

Beber con moderación. Prohibida su venta a menores de 18 años

Artboard

Mi carrito

No hay productos en tu carrito

Subtotal

{ cart.item_count } { cart.item_count | pluralise 'Item' 'Items' }

{ cart.total_price | money Currency.currentCurrency }

El costo de envío será calculado antes de ingresar el pago

quitar filtros

Stella Artois, la cerveza de la estrella

La historia de la reconocida cerveza Stella Artois comienza en 1366, año en que se asentaba la cervecería Den Hoorn en Leuven, Bélgica. Fue durante estos primeros años y en dicho establecimiento que se asentaron las bases de calidad y buen gusto con las que hoy se relaciona a la marca Stella Artois.

En 1907, sucede el ingreso de un nuevo maestro cervecero, Sebastian Artois, quien años después compra la cervecería dándole su apellido.

Stella, la estrella de Belén

Stella Artois
Gracias a la impecable labor sucedida en el tiempo, la cervecería se transforma en una referente en el rubro, respetada y reconocida por muchos seguidores, tanto a nivel local como internacional.
Para homenajear a aquellos patrones leales, la cervecería decide realizar en el año 1926 una edición especial de navidad a la que nombra “Stella” en honor a la estrella de Belén.
Este lote sería el primero en incluir el nombre completo de la marca y sería fácilmente identificable ya que llevaría en cada botella una estrella haciendo alusión al nuevo nombre. El producto conllevó tal éxito que para 1930 Stella Artois ya se comercializaba a todo el mercado europeo.
Stella Artois
El crecimiento que siguió fue un anuncio de lo que la marca llegaría a ser al día de hoy, alcanzando en 1960 la producción de 1 millón de hectolitros.

Producción de Stella Artois

Acompañando esta tendencia, en 1993 AB InBev decide abrir una fábrica totalmente automatizada en Lovania, por lo que para 2006 el volumen de producción se había multiplicado por 10, llegando a los 10 millones de hectolitros por año.
Al día de hoy, la operación de Stella Artois tiene lugar en las dos plantas presentes en Bélgica, como así también es elaborada en otros países tales como Inglaterra, Australia y Ucrania.

Historia de las copas Stella Artois

copas-stella-artois

Para completar la experiencia perfecta, Stella Artois crea su propia copa pensada para disfrutar de la cerveza en todo su esplendor: el cristal transparente permite apreciar su color dorado a la perfección, como así también su aroma y sabor de una forma exponencial. La copa completa este famoso ritual de los 9 pasos que sugiere Stella a la hora de degustar su cerveza.

1. Preparación: La cerveza debe estar a una temperatura de 3 grados.

2. Purificación: Antes de sacar la cerveza del refrigerador, asegúrate de enjuagar tu chalice en agua fría con jabón inodoro para que este último no interfiera con el sabor de la cerveza.

3. Destape: Retirar la tapa de la botella con un movimiento rápido y gentil, como si se tratara de una damisela en las garras de un dragón.

4. Alquimia: Comienza a servir la cerveza en un ángulo de 45 grados cuidando que la botella nunca toque el chalice.

5. Coronación: Cuando la cerveza alcance la mitad de la capacidad, enderezar el  chalice y bajarlo lentamente para que forme una corona de espuma protectora.

6. Corte: Colocar a 45 grados el cortador de espuma para retirar el exceso que de ésta haya quedado. Esto detendrá el proceso de oxidación de la cerveza y mantendrá un mejor sabor.

7. Juicio: La capa de espuma de la cerveza debe tener 3 centímetros de espesor para mantener las propiedades y sabor de Stella Artois.

8. Limpieza: Al momento de servir la cerveza, un poco del líquido se derramará por los lados. Toma el chalice por el tallo y enjuágalo en agua fría.

9. Envestidura: Colocar un atrapagotas y poner el chalice sobre un portavasos, justo como un caballero con su armadura reluciente durante un desfile.

Este ícono reconocido a nivel mundial se empezó a comercializar en 2013, posibilitando a los fanáticos de la marca a obtener este elemento emblemático.

Sabiendo todo esto, disfrutar una cerveza Stella Artois se hace aún más placentero, no dejes de pedir la tuya haciendo click acá.